Tesoros de rastrillo: Cuentos infantiles

Una de las cosas que suelo buscar en los rastrillos son libros infantiles. El domingo pasado encontré una recopilación de cuentos de los hermanos Grimm. El libro está hecho un desastre, la mitad de las hojas sueltas y con los bordes destrozados por la humedad, algunas de ellas se deshacen al tocarlas.

Estareis pensando, bueno ¿y esta loca para que quiere un libro que a duras penas se puede leer? Pues básicamente porque me daba pena dejarlo tirado entre el montón de trapos y otros trastos de difícil clasificación en el que lo encontré.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAComo se puede ver está muy mal cuidado.

libro1 Lo que más me gustan son las ilustraciones.

libro2KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Es bastante difícil leerlo sin acabar de destrozar las páginas, así que he pensado enmarcar las ilustraciones y la portada. Y con las hojas que no tienen ilustración hacer algo como esto, o quizás alguno de mis anillos.

Aunque no me gusta nada romper libros así que veremos que decido al final. Quizás se quede en la estantería de libros infantiles y lo saque para adorarlo de vez en cuando.

Reformando una casa, ¿estamos locos o qué?. Primera parte

Eso es lo que pensamos el día en que nos dieron las llaves de nuestra casa “nueva” y nos dimos cuenta de que aquello no se arreglaba con unas manitas de pintura. Bueno, en realidad ya sabíamos que había que hacer una reforma o más bien un reformón, pero claro, no es lo mismo pensar en lo que se podría modificar, las posibilidades de la casa, los tabiques que tirarás, las maravillas que mágicamente (ejem ejem) alguien hará,… que verte a solas con el desastre de casa con el que te has casado de por vida.

Y en ese trance de digerir nuestra adquisición estábamos el señor J. y yo el día que sacamos las primeras fotos. He aquí las pruebas del delito.

COLLAGE CASAEsta es la planta baja. La casa es el resultado de dividir (en los años 40 por lo visto) un caserón en varias casas más pequeñas (cosas de herencias supongo). Así que la distribución es rara y hay mucha habitación y espacio muerto por todos lados.

collagecasa2Estas fotos son de la planta, con tres habitaciones y una terraza (por decir algo). De la escalera mejor no hablar, era como subir el Everest. Dos de las habitaciones se utilizaban originalmente como granero, por eso las ventanas están tan bajas.

Y ya hemos visto la casa propiamente dicha, pero por supuesto, siempre hay que dejar para el final lo mejor.

COOLAGE CASA2 He aquí mi pequeño trozo de selva amazónica con baño incorporado (si, el baño estaba fuera de la casa). Y aunque no lo parezca, ese ¿jardín/huerto? mide 70 metros cuadrados.

Desde el día de las fotos ya han pasado 7 meses, estuvimos un mes para arreglar el papeleo y permisos varios,  después otro mes más para talar la selva y desescombrar el patio de todas las casetas, gallineros, trasteros y el baño que habían construido. También tiramos un par de tabiques que podíamos tocar nosotros sin peligro de que se nos viniera el techo encima. En agosto hubo un parón porque el ayuntamiento no permite hacer obras en ese período. En septiembre empezaron los albañiles a demoler en serio, tan en serio que llegué a pensar que cualquier día me quedaba con un solar lleno de escombros y poco más. Pasado el pánico producido por la demolición  (el mío, por supuesto, los demás parecían de lo más felices) empezó la fase de reconstrucción.

Y en esa fase estamos, aunque ya falta poco para acabar con la obra más basta y que empiecen con los acabados.

COLLAGE DEMOLICIONY para despedir el post, un collage de la demolición. Más detalles de mis aventuras con la reforma en próximos capítulos. Continuará

Anillo de papel maché. Tercera parte

Después de casi dos semanas con la casa invadida por virus varios parece que el ambiente se calma y podremos volver a lo normalidad. En estos días apenas he podido hacer otra cosa que atender enfermos en el trabajo y en casa, con la única excepción de este anillo que conseguí terminar para hacer un regalo.

Está hecho con la misma técnica que los anteriores. Utilicé hojas de periódico (escogiendo las partes con menos tinta) y papel de seda de color azul.

Ahora tengo en cola arreglar los muebles de la habitación de los peques, una caja de cosas varias encontradas en el rastro que hay que limpiar, pulir, reparar… y, como no, comenzar a preparar la navidad (si, si, parece mentira pero está a la vuelta de la esquina). Esperemos que los Dioses (o los virus), sean benévolos y nos den tregua.

Casita (con habitante incluido) para Halloween

Estos días he preparado junto a los peques algunos adornos para Halloween. Uno de ellos ha sido esta casita “del terror”.

De material hemos utilizado una caja de cartón, papel de periódico, cinta de carrocero, cola, cúter y tijeras, paletinas, Gesso y pintura acrílica.

Primero desmontamos la caja. Después recortamos en un lateral la puerta y las ventanas. Para darle un aspecto más tétrico la deformamos un poco de manera que la base sea más estrecha que la parte superior. Después se vuelve a montar con la ayuda de la cinta de carrocero.

Para hacer el tejado utilizamos unos trozos de cartón que teníamos por casa. Después le dimos una capa de cartapesta y una vez seca, gesso y pintura acrílica.

Y aquí el resultado en una “prueba de luces” y con su habitante hecho de papel maché.

Anillo de papel maché. Segunda parte

He hecho otro anillo de papel y tengo un anillo y un collar en el “horno”. Me ha gustado tanto hacerlos que se ha vuelto un vicio y cada noche me dedico a pegar trocitos de papel como una loca. Bueno, pues esta vez  está hecho con papel de periódico y hojas de color rojo.

Algunas cosas que cambiaré en los próximos:

  1. Escoger mejor el papel de periódico y utilizar hojas que no lleven fotos para que las vetas queden más limpias. La tinta de las fotos las emborronan mucho.
  2. Si se utiliza papel que no sea de periódico buscar uno que sea poroso.

Inspiration board: Fiesta de todos los Santos AKA Halloween

Por estos lares la fiesta de Todos los Santos es muy sencilla, en realidad lo único que se hace es visitar las tumbas de los seres queridos y una comida familiar con los dulces típicos (y si vas al colegio todavía, ir a ver Don Juan Tenorio). Pero vivimos en un mundo globalizado así que cada vez vemos más Halloween por todas partes, y como no, a ver a que niño no le gusta tener una excusa de disfrazarse y comer todos los dulces imaginables. Este años tendremos invitados ese día y vamos a hacer una fiesta 50% Todos los Santos, 50% Halloween, apta para mayores y pequeños.

Primero la decoración, que será en blanco, negro y naranja. Las calabazas, los murciélagos y los fantasmas serán por una noche los dueños de la casa.

  1. El buffet irá sobre una mesa como ésta.
  2. Fantasmas de papel maché
  3. Casas fantasmales para poner en la mesa. No tengo tutorial pero las intentaré hacer de cartón y cartapesta como las casitas del belén de navidad.
  4. Guirnaldas de topos naranjas y negros. Vista en Etsy.
  5. Globos de lana negra. Hechos como los que puse para el cumpleaños arcoiris.
  6. Calabazas de papel maché
  7. Bolsitas sorpresa de papel maché (como no) para caramelos
  8. Móvil con murciélagos

Para comer habrá un buffet salado y otro dulce. El salado será divertido, con comidas de lo más escalofriantes.

  1. Calabacitas de queso y sobrasada
  2. Sandwiches de murciélagos de salmón, mayonesa y mostaza. O de paté.
  3. Sandwiches con forma de ataúd de queso untable
  4. Sandwiches con forma de ataúd de pasta de atún
  5. Croquetas con forma de calabaza
  6. Momias de salchicha
  7. Mini pizzas de momia
  8. Huevos rellenos (los de toda la vida) terroríficos

El buffet dulce es muy tradicional. Excepto la tarta de calabaza estilo americano, el resto es típico del país.

  1. Buñuelos de viento
  2. Boniatos asados
  3. Manzanas de caramelo
  4. Tarta de calabaza
  5. Panellets
  6. Huesos de santo
  7. Castañas asadas

Feliz día de Todos los Santos

Tesoros del rastrillo: Cajitas / Little boxes

Una de las cosas que suelo buscar cuando voy al rastrillo son cajitas para mi colección. Esta vez he encontrado dos.

La primera de ellas debió ser la caja de un anillo. Me enamoré cuando vi el precio escrito a mano en una pegatina en la base de la cajita, ¡¡¡27 pesetas!!!. Algún hombre se gastó 27 pesetas, que seguramente era un dineral, en un anillo para su enamorada (si, si,lo se, cuanto daño ha hecho Disney)

Está bastante maltrecha aunque abre y cierra perfectamente. No voy a hacerle gran cosa, después de limpiarle con cuidado el polvo buscaré un barniz mate para proteger el exterior y pegaré el trocito de seda que se ha soltado de la parte interior.

La segunda cajita es de plata. Ya le he hecho la primera limpieza porque estaba negra. El vendedor no tenía ni idea de dónde había salido y no tiene ninguna marca que indique procedencia. A lo mejor cuando esté totalmente limpia encontraré algo.